COMISIÓN DE POSTULACIÓN PARA FISCAL GENERAL BAJO ATAQUE

Mientras se llega a la fase final del proceso para la elección de un nuevo Fiscal General, se empiezan a observar grupos de presión que atacan a quienes creen no se ajustan a sus intereses de generar impunidad.

La denuncia presentada por la Fundación contra el Terrorismo en contra del decano de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad Landívar, Hugo Rolando Escobar Menaldo, demuestra que este grupo radical lo que pretende es dejar en la Comisión de Postulación solo a personajes con grave conflicto de interés como lo es la Magistrada Presidenta de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), Silvia Patricia Valdés, quien quiere mantener una clara influencia sobre algunos miembros de la Postuladora a favor de la actual Fiscal General, Consuelo Porras, para continuar gozando de impunidad por el caso Comisiones Paralelas 2020.

La Universidad Landívar en un comunicado ha expresado su rechazo ante cualquier presión o intimidación en contra de los Comisionados, provenientes de actores ajenos al proceso de Postulación, “con la pretensión de hacer valer intereses espurios, ilegítimos y políticos”, algo que debe observar la ciudadanía para no permitir que esas presiones hagan mella en los comisionados como ya ocurrió con el decano de la Facultad de Derecho de la Universidad Da Vinci, David Gaitán.

Y es que estos grupos radicales que han ganado espacios cooptando la institucionalidad del país, están haciendo toda clase de argucias para presionar a los Comisionados, llegaron al descaro de acreditar como periodistas a la abogada Amanda Santizo y a la señora Tilly Bickford, y a Giovanni Fratti, creando un medio fantasma que tenía como único seguidor a la fundación a la que ellos pertenecen, Guatemala Inmortal, como dicen en las redes sociales: el chiste se cuenta solo.

Uno de los principios fundamentales para hacer periodismo es la ética, pero estas tres personas carecen de ese principio y por lo tanto su activismo de derecha recalcitrante se verá reflejado en los textos que publiquen sin el menor cuidado posible, la profesión de un periodista no es un cheque en blanco para el mejor postor, y eso es lo que ellos pretenden.

La población no debe permitir más presiones y ataques en contra de los Comisionados, mucho menos que sea compadre hablado para beneficiar a una persona, y como van las cosas, a beneficiar con la reelección a Consuelo Porras, porque eso significaría la muerte para el sistema de justicia acusatorio, porque continuaría la represión y criminalización de los opositores y continuarían los buenos guatemaltecos exiliándose como en los crueles años de la guerra, como ocurre con el periodista Juan Luis Font con quien nos solidarizamos.

“El periodismo ético y veraz es el enemigo de los corruptos. Por eso los mandatarios autoritarios o simplemente dictadores le declaran la guerra al buen periodismo”, señaló Mónica González, periodista y maestra de la Fundación Gabo.