LA ESTRATEGIA DE PERSECUCIÓN Y CRIMINALIZACIÓN DE CONSUELO PORRAS

El pasado viernes 8 de abril, La Hora publicó un audio en el que se evidenciaba la estrategia de persecución y criminalización que llevaría a cabo la Fiscal General, Consuelo Porras contra la exsubjefa de la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (FECI), Siomara Sosa, sino se prestaba a sus intereses que buscaban la persecución penal en contra de Juan Francisco Sandoval, exjefe de la FECI.

En la publicación se escucha a Jonathan Meléndrez, de la Fiscalía de Asuntos Internos, en una llamada realizada a Sosa el 5 de noviembre de 2021, quien comunicó las “presiones” del Despacho o “desde arriba”, para que la exsubjefa de la FECI colaborara ante el riesgo de ser sindicada en un caso en el que hasta ese entonces fungía como testigo.

Posteriormente el 15 de febrero de 2022, Sosa fue capturada después de ponerse varios días a disposición del Juzgado respectivo, pero el objetivo es vengarse y avergonzar a los opositores, sin embargo, la verdad siempre sale a luz y hoy se puede entender cómo funciona el sistema, con acciones perversas en contra de quienes no se han alineado a sus intenciones.

Lo que están pasando estas mujeres valientes, Siomara Sosa, Leily Santizo y Virgina Laparra, es nada más la muestra de que el Ministerio Público de Consuelo Porras se convirtió en una institución criminal al servicio de delincuentes de cuello blanco que se vieron ofendidos, tras haber sido descubiertos en actos corruptos.

Porras ha dejado al MP en manos de delincuentes sinvergüenzas, capaces de hacer todo para perfeccionar la venganza contra los mejores Fiscales que ha tenido la institución. Ahí radica otra de las objeciones que debe hacer la Comisión de Postulación para que no forme parte de la nómina que deben entregar al Presidente para que no tenga ninguna posibilidad de ser electa por otro delincuente como lo es Alejandro Giammattei.

Nos unimos a las palabras del exjefe de la FECI, Juan Francisco Sandoval, cuando dice en su columna publicada en Epicentro; “Se vienen días decisivos para el sistema de justicia y la institucionalidad de Guatemala, y la ciudadanía debe apropiarse de estos procesos porque es mucho lo que hay en juego, para un mejor futuro”.

La ciudadanía sí debe estar vigilante y exigir a la Comisión de Postulación que por el bien del país, no vuelva a escoger a Consuelo Porras como parte de la nómina final, porque con estas evidencias de criminalización a fiscales, jueces y periodistas, Guatemala se encuentra en un túnel sin salida, por culpa de Porras, pues se pasó por el arco del triunfo el Estado de Derecho.

Guatemala debe renacer y volver a construir un MP fortalecido, con personal capaz y comprometido con la justicia, para no ser marionetas de delincuentes y mucho menos formar parte del crimen. No perdemos la esperanza de volver a tener una institución decidida a enfrentar la corrupción y la impunidad, de perseguir a esos perversos que ser roban los recursos de los guatemaltecos para convertirse en nuevos ricos.

Por un país con un futuro de legalidad y un Estado de Derecho, es que decimos NO MÁS CONSUELO PORRAS EN EL MINISTERIO PÚBLICO.