DEFENDAMOS LA AUTONOMÍA UNIVERSITARIA

Todos los guatemaltecos estamos llamados a defender la autonomía de la única universidad pública del país, a la Universidad de San Carlos de Guatemala no la podemos dejar en manos de delincuentes que quieren imponer a Walter Mazariegos a pesar del sinnúmero de evidencias del fraude ocurrido para elegirlo como Rector de esa casa de estudios superiores.

Si no nos unimos a la lucha por defender a la USAC, estaremos condenados a seguir viendo como hacen pedazos nuestro país, porque si logran cooptar a la Universidad como lo han hecho con toda la institucionalidad del país, veremos muchos más delincuentes gobernándonos porque los “profesionales” que tengamos después no tendrán “vergüenza”.

El Consejo Superior Universitario (CSU) propició a todas luces que se consumara el fraude alejándose de toda ética y de la normativa universitaria con tal de que Mazariegos fuera electo, los responsables de esta crisis en la Universidad son los miembros del CSU a quienes la ciudadanía debe reprochar siempre haberse entregado como moneda de cambio.

Nunca en la historia de la Tricentenaria había ocurrido tan bochornoso evento electoral en el que se gritara a los cuatro vientos que hubo fraude, nunca la Universidad había sido la guarida de bandidos como lo son la mayoría de miembros del CSU que permitieron que la USAC cayera hasta el fondo, por la maldita ambición de poder, cuando es bien sabido que lo que debe buscar la Universidad es la calidad de la educación superior y nunca ser trampolín político de ningún hijo de vecino.

Hasta ahora la imposición de Mazariegos es un hecho porque en contubernio con los magistrados de la Corte de Constitucionalidad, que no han entrado a conocer ningún recurso planteado por la oposición, el CSU decidió que no existía ningún impedimento para juramentar al Rector electo de forma fraudulenta.

Sin embargo, los diferentes gremios profesionales, profesores y estudiantes han mostrado su rechazo ante tal imposición, además de la resistencia que se mantiene en 9 instalaciones de la USAC que han sido tomadas y el paro de labores en 8 de las 10 facultades, la diferentes Escuelas no facultativas y los Centros Regionales.

Por eso, desde esta tribuna apoyamos la resistencia pacífica por la defensa de la autonomía universitaria, rechazamos la imposición de Mazariegos como Rector de la única Universidad pública y manifestamos nuestro repudio a toda forma de presión que se realice a todas las voces disidentes a la nueva administración.

“La autonomía no se vende, se defiende”, por nuestros mártires universitarios pedimos a todos los guatemaltecos a unirse en favor de quienes se encuentran en cada espacio de la USAC, defendiendo la educación superior que se encuentra también en juego.

Guatemala, no permitamos que nos roben la oportunidad de tener mejores profesionales egresados de la Universidad de San Carlos, por nuestros hijos, por sus hijos, por un futuro diferente para las nuevas generaciones.